Los mejores profesionales en sistemas de climatización

Clasificación de calderas por tipo de combustible

3.6/5

Las calderas se han convertido en un elemento indispensable para dar solución a los requerimientos de calefacción del ambiente y del agua. Existen diferentes tipos de calderas que se adecuan a cada una de las y por esta razón requieren diferentes sistemas que permitan optimizar los recursos y lograr el mayor porcentaje de eficiencia para la necesidad de calefacción.

Durante el paso de los años, se han hecho algunas acciones muy importantes para lograr la mayor eficiencia posible en las calderas, por esta razón, se han usado diferentes tipos de sistemas y combustibles de acuerdo a cada necesidad.

A continuación, presentamos los tipos de calderas según el combustible, esta es una clasificación muy importante porque de acuerdo con el combustible usado, es la eficiencia que generará en la calefacción del agua y del ambiente.

Caldera a Gas de Condensación

Caldera eléctrica

Como su nombre lo indica, este tipo de caldera funciona con energía eléctrica, uno de sus mayores beneficios es que por manejarse de manera tecnológica alimentada por electricidad, permite regular la potencia que se utiliza para la calefacción del ambiente, y por lo tanto generar una mayor eficiencia energética que se convierte en ahorro. Otra de las ventajas importantes de una caldera eléctrica es que al no tener la necesidad de alimentarse de combustibles, hay menor riesgo de contaminación y posibles fugas.

Aunque siempre hay una preocupación Porque las calderas eléctricas pueden incrementar el consumo de el servicio de electricidad, al permitir la regulación De la temperatura, el ahorro puede ser mayor.

Calderas a gas

Las calderas que se alimentan con gas son de las más habituales y se han usado durante mucho tiempo, este tipo de calderas tienen una clasificación De acuerdo con el tipo de gas que se use:

Gas butano: Este gas tiene un alto poder energético aunque no es recomendable en sitios con bajas temperaturas al extremo.
Gas propano: Este tipo de calderas se usan especialmente en zonas geográficas muy frías, normalmente se suministra en botellas de 13 o 35 litros y a granel donde los tanques se llenan a partir de los 1000 litros.
Gas natural: Este tipo de gas es ecológico y muy económico, aunque se requiere una instalación para poder conectar las calderas a su red de suministro, la inversión se recupera corto plazo ya que el ahorro es muy amplio.

Calderas de biomasa

Este es uno de los sistemas más amigables con el medio ambiente ya que se usan combustibles vegetales para funcionar de manera adecuada, se pueden usar pellets, astillas de madera, huesos de aceituna y algún otro combustible que se haya desarrollado y que sea amigable con el medio ambiente. Este tipo de caldera no produce gases de efecto invernadero y no requiere generar energía a través de combustibles fósiles que son más contaminantes y poco sostenibles.

Calderas de gasoil

Este tipo de calderas se usan especialmente en viviendas donde no llega la red de distribución de gas. El gasoil se ve almacenar en la vivienda por lo que requiere espacio para poder ser ubicado, sin embargo, es una de las calderas que tiene mayor eficiencia y que calienta más rápido en comparación con otro tipo de calderas, su mantenimiento es sencillo y es adaptable especialmente a zonas rurales.
Con el avance de la tecnología y en la innovación de los procesos de calefacción, están surgiendo nuevos combustibles y nuevos elementos que permiten generar la eficiencia requerida para el funcionamiento de las calderas.
Cada uno de los desarrollos que se han realizado, han sido objeto de la época y la necesidad que se ha presentado en el momento. Desde la revolución industrial, se han venido usando estas calderas que han sido el motor para el desarrollo industrial de la ciudad. Ahora se usan especialmente para la calefacción del agua y del ambiente, y se han diseñado todo tipo de sistemas que han permitido optimizar los recursos y asegurar que se cumpla la necesidad de calefacción Principalmente para los climas fríos y países con estaciones.
En la actualidad, se está buscando que los combustibles que se usan en las calderas sean amigables con el medio ambiente, y a su vez que sean menos riesgosos para los seres humanos. con esto se está buscando evitar la contaminación del ambiente y la seguridad en todo momento.

Puedes consultar el Catálogo de Calderas en nuestra tienda online y ver cual mas se adapta a tus necesidades.