Los mejores profesionales en sistemas de climatización

¿Apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía?

3.6/5

En este blog somos muy comunicativos y nos gusta brindarte consejos, así como esclarecer las dudas que puedas tener sobre electrodomésticos y (especialmente) aires acondicionados, por lo que te explicaremos si apagar y encender el aire acondicionado gasta más una duda frecuente que se nos presenta cada vez en esa acción.

Cierto es que el aire acondicionado es un electrodoméstico de suma importancia en nuestros hogares o sitios de trabajo, especialmente si ellos se encuentran en zonas cálidas o con veranos intensos, pero también es cierto que engrosa nuestras facturas de electricidad.

Por esa razón (y también porque nos importa el medio ambiente) es que consideramos que esta información es tan importante. Sin embargo, antes de responder nuestra interrogante recordemos cómo funciona un aire acondicionado.

Pero el hecho de que un sistema nos lleve a apagar y encender el aire acondicionado una duda frecuente que nos hacemos en nuestro pensamiento seguramente si es malo a la hora de ahorrar energía eléctrica

apagar y encender el aire acondicionado gasta mas
¿Apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía?

Aire acondicionado: qué es y cómo funciona

Debemos preguntarnos a la hora de la disposición de un equipo de aire acondicionado para que sirve ósea que es y cómo funciona para la definición clara de un sistema como este.

Un aire acondicionado es, básicamente, un sistema. A su vez, un sistema es un conjunto de partes situadas en un área o espacio delimitados y que trabajan juntas para lograr un fin común. En todos los sistemas hay cosas que ingresas y otras que egresan (salen).

Si ya dijimos que los aires acondicionados son sistemas, sus partes (tomando como ejemplo un modelo Split) serían entonces:

  • La unidad exterior (la que va fuera de la habitación), que incluye al compresor.
  • La unidad interior (situada dentro de la habitación, el Split propiamente dicho) en la cual viene el evaporador.
  • El termostato, cuya función es regular el funcionamiento del equipo en función de la temperatura exterior.
  • Y los gases refrigerantes.

El espacio delimitado sería el que ocuparan los componentes físicos del aire acondicionado… y los ingresos y regresos serían el aire caliente (que el equipo extrae del ambiente) y el aire frío que este expulsa, respectivamente.

Ahora, el cómo hacen todos estos componentes para darnos aire frío en pleno verano no es sin duda ningún acto de magia: es pura termodinámica, pura ciencia a nuestro servicio.

  • Como ya dijimos, el aire acondicionado extrae el aire del ambiente, esto lo hace con la unidad interna y el enfriamiento de ese aire lo logra con el gas refrigerante, que en esta etapa se encuentra en estado líquido.
  • Ese gas-líquido tiene un viaje bien movido por unas tuberías de cobre que posee el equipo. Y resulta que el gas cambia de estado continuamente, dando como resultado la pérdida de calor del aire que el equipo extrajo previamente.
  • El aire está ahora frío, pero igual se produjo calor. El calor residual es expulsado por medio de la unidad externa.

(Si de todas formas tienes dudas con este proceso, aquí te dejamos una infografía que encontramos en este sitio web de aires acondicionados y que puede explicarlo de una forma didáctica):

  Ahora, este proceso de circulación del aire y del gas-líquido refrigerante en muchos equipos no es continuo, sino que se organiza en ciclos. Estos ciclos se dan en función de la temperatura externa (la de la habitación) que detecte el termostato.

Por ende, el ciclo se interrumpe cuando la temperatura ideal (o de confort, puesta por nosotros en el panel del aire acondicionado) es alcanzada o rebasada, y se reanuda el ciclo cuando esta aumenta.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Aire acondicionado estándar versus aire acondicionado inverter

Lo que sucede con los aires acondicionados estándar (o convencionales) es que con su funcionamiento a base de ciclos gasta cierta cantidad de energía que bien se puede ahorrar. Gasta esa energía porque en cada inicio o fin de ciclo se enciende y apaga, según sea el caso.

¿Existe un modo de optimizar esa energía? Sí, estableciendo un sistema que se regule y mantenga un funcionamiento más o menos uniforme durante toda la sesión de uso, manteniendo así la temperatura de confort y evitando las fluctuaciones de la misma.

Eso mismo es lo que hacen los aires acondicionados inverter. En otro post te explicamos sobre ellos y los beneficios que ofrecen para tu bolsillo y para el ambiente.

Sin embargo, te recordamos que con su tecnología especial te ahorran hasta un 40% de energía y te brindan una mejor experiencia de climatización. ¿Genial, no? Dicho esto, nos acercamos a la pregunta que en principio nos trajo hasta aquí.

¿Lo dejo encendido o lo apago y enciendo?

Como ya explicamos líneas atrás, con cada encendido el aire acondicionado reanuda su funcionamiento con cierta aceleración, lo que conlleva a un mayor consumo de energía para que esto sea posible.

Con un solo encendido, esto pasa una vez, más si recurrimos a esta práctica repetidas veces vamos a tener ese mismo gasto repetido varias veces.

Con esto decimos que… no, encender y apagar nuestro aire acondicionado no nos hará ahorrar más.

Pero no te preocupes, te daremos algunos consejos para que puedas ahorrar energía y dinero sin sentirte agobiado por el calor.

¿Cómo ahorrar energía mientras usas el aire acondicionado?

Considera invertir en un equipo energéticamente eficiente buscando ahorrar energía mientras usas el aire acondicionado. En el mercado hay aparatos cuya etiqueta lleva letras desde la A a la G, esta es la calificación energética. Un equipo G te ahorra hasta un 60% de energía en comparación al resto.

  • No bajes tanto el termostato. Por cada grado que bajes aumentas en un 8% el consumo; tampoco es que debas asarte vivo, pero sí podrías buscar un promedio entre los 24 y 26 °C, que es una temperatura agradable y tal vez similar de la que puede haber afuera.
  • Enfría la estancia de manera progresiva. Para ello te caería de perlas un equipo inverter.
  • Espera un poco antes de encender el aire acondicionado. Unos 5 o 10 minutos bastarán; esto es para que el equipo no trabaje de más, y también es bueno que apagues el aparato media hora antes de salir de la habitación (si te vas a ausentar mucho).
  • Evita abrir puertas y ventanas puesto que el calor entra en la habitación y pierdes así tanto aire frío como energía.
  • Baja las persianas y corre las cortinas. La idea es que, una vez climatizada la habitación, el calor externo no ingrese a ella.

Nos encargamos del mantenimiento de aire acondicionado de todo tipos de equipos de aire acondicionado en función de las necesidades de cada cliente.
Puedes consultar los mantenimientos de aire acondicionado y olvidarte de todos